Gobierno presentó avance de programas para enfrentar la sequía ante Bi-Comisión de Fomento Productivo y Desarrollo Social del CORE

Compartir

Participaron de la instancia el delegado Presidencial, Ignacio Pinto, junto al seremi de Agricultura, además de los directores de Obras Hidráulicas y General de Aguas.

Considerando la complejidad del panorama hídrico regional y la urgencia con la que deben tomarse las medidas para apoyar a las familias más afectadas por la sequía en la Región de Coquimbo, el Consejo regional conformó una Bicomisión de Fomento Productivo y desarrollo Social, teniendo como foco de trabajo el abastecimiento de agua para consumo humano y producción agropecuaria.

La primera acción de esta instancia fue convocar al delegado presidencial, Ignacio Pinto; junto al seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, además de los directores de Obras Hidráulicas y General de Aguas del MOP. El objetivo era conocer el avance de las iniciativas sectoriales incluidas en el Plan Regional de Emergencia Hídrica, Plan Choapa e iniciativas emblemáticas y de largo plazo como las desaladoras y grandes embalses.

Como detalló la presidenta de la comisión de Fomento productivo, Ciencia, Tecnología e Innovación, Dinka Herrera, “hoy se nos detallaron las medidas que está tomando cada ministerio para poder paliar esta crisis que nos golpea tan fuerte como región, sin embargo, también tomamos un acuerdo para poder oficiar a la gobernadora para hacer un trabajo conjunto para conseguir los recursos y agilizar todos estos trámites y tener una pronta solución a las familias y pequeños agricultores que hoy lo están pasando tan mal”.
Por su parte, el presidente de la Comisión de Desarrollo Social e Inversión, Lombardo Toledo, “lo que interesa aquí es que los organismos del Estado tengan una política más contundente desde el punto de vista financiero, logístico y técnico, porque el peso de todas estas acciones en beneficio, sobre todo del sector agrícola, han provenido del FNDR y hay carencias de recursos del nivel central y las Seremis. Aquí se debe apalancar recursos no solo desde la región, sino también desde el nivel central, además de integrar al sector privado”.

Durante su intervención, el delegado presidencial expuso sobre el Plan Regional de Emergencia Hídrica, que considera 68 iniciativas divididas en los ejes de agua, agropecuario y social, con una inversión estimada en más de $65.463 millones. Desde diciembre de 2019 a la fecha se han ejecutado $44 mil millones, un período en que la pandemia de Coronavirus ha significado la redestinación de recursos.

“Estamos en una situación crítica, tremendamente dramática en muchos sectores de la región y tenemos que abordarlo en conjunto; esa es la principal misión y por eso era relevante poder desarrollar una reunión donde expusiéramos todo el trabajo que hemos desarrollado en base al Plan de Emergencia Hídrica que partió el año 2019 y donde se han desarrollado distintas inversiones tanto para el agua de consumo humano, para el sector agropecuario y distintas ayudas sociales ante las necesidades de las personas a raíz de la escasez hídrica. Esperamos que el nuevo Gobierno tenga la disposición de trabajar en conjunto con el Gobierno Regional en esta materia”, dijo el delegado tras la sesión de bicomisión.

Un 54% de las iniciativas de este programa se han ejecutado y un 21% de ellas presentan un avance a distintos niveles, mientras que hay un 22% que presenta problemas, principalmente de financiamiento. Las iniciativas correspondientes al eje agua son las que presentan mayor inversión ejecutada a la fecha, con una inversión superior a los $24 mil millones.

Sobre el 5% de emergencia del FNDR ejecutado por el ministerio del Interior, se reportó la ejecución del 100% de los recursos, luego de algunas dificultades y algunas modificaciones en los ítems de entrega a los municipios. De esta forma, $997 millones se traspasaron a los municip0ios, $410 millones se destinaron a geomembranas, $937 millones a equipos de bombeo y generadores para servicios sanitarios rurales, $102 millones para bonos crianceros en temporada 2020 – 2021; y $657 millones para el pago de deudas por camiones aljibe en el periodo 2018 – 2019. Todo esto, suma un total de $3.104 millones de pesos financiados con el 5% de emergencia del FNDR 2021.

Representando al Choapa, el consejero Cristian Rondanelli puntualizó en el acceso al agua potable para esta provincia, señalando que “creo que tenemos que exigir de mejor manera a la sanitaria que instale su planta desalinizadora no solo para su planta de Elqui para poder llevar también agua a Limarí. Hoy la provincia del Choapa está sumamente desvalida y el agua para consumo humano es un tema que nos afecta enormemente, por eso, hoy es necesario que se busquen las soluciones adecuadas para asegurar el agua para consumo humano y la provincia de Choapa no puede quedar mirando cómo en la cabecera regional se podría hacer una desaladora, pero acá no hay una motivación de la sanitaria para hacer una desaladora y asegurar el consumo humano”.

Desde Limarí, la consejera Lidia Zapata destacó la presencia del delegado y seremi y directores de servicio. Sobre el avance en el Plan Regional de Emergencia Hídrica, puntualizó que “hay iniciativas que han tenido problemas de ejecución, sobre lo que nos faltó información respecto del por qué. Algunas de ellas tienen problemas porque el sector no les entregó recursos para 2021, pero no nos informaron si habrá financiamiento para este año, además hay algunas iniciativas en las que no se detalló si habrá continuidad. Por eso, pedirnos actualización del plan con información de lo que no se pudo entregar y por qué, para que hablemos con los números claros”.