Gobierno Regional busca solucionar problemática de acceso a la vivienda, campamentos y entornos dignos

Compartir

Este año se elaborará un plan de acción sostenido entre diversos actores públicos, privados y sociedad civil, para disminuir la brecha habitacional que afecta a la región.

Luego de tres meses de trabajo desde la conformación de la Mesa de Vivienda y Entornos Dignos, esta semana se realizó la segunda sesión para coordinar y tender puentes entre los organismos públicos, privados, para que, entre todos, se contribuya al mejoramiento del acceso a la vivienda en la región y así buscar una solución a temas tan sensibles demandados por la comunidad.

Para ejecutar los planes de acción, que este año se enfocarán principalmente en vivienda, en entornos dignos y en campamentos, se han realizado sesiones técnicas, reuniones bilaterales, entrevistas a los comités de vivienda para levantar información y necesidades, así también reuniones con municipios y sus oficinas de vivienda.

Esta instancia, convocada y presidida por la Gobernadora Regional, Krist Naranjo, ayudará a cientos de familias que llevan años esperando su vivienda, por eso, “tenemos la necesidad en la región de poder implementar las viviendas a los comités en los tiempos esperados, hemos seguido teniendo muchas consultas de algunos comités que han quedado rezagados, hay algunos de Coquimbo que nos han conversado últimamente, por eso es para nosotros nuestro interés que, mediante el Seremi también, podamos realizar algunas gestiones en avanzar en sus problemáticas. Tenemos muchos comités que están hoy sin obtener solución a poder tener su casa propia, por tanto es muy importante poder levantar desde esta mesa las prioridades que tenemos desde todas las comunas”.

De esta manera, el Gobierno Regional, ha hecho un balance que recoge nudos críticos, situaciones estructurales y problemáticas propias de los territorios que son relevantes para impulsar un nuevo enfoque de una estrategia habitacional tomando las particularidades territoriales de la región.

Según lo expuesto, entre las problemáticas y dinámicas que presentan las comunas, se revela el alto valor actual de las viviendas para DS1 sectores medios y DS 49 Fondo Solidario. También se detectaron dificultades en los procesos de postulación debido a la falta de capacitación y número de profesionales para abordar la demanda, las exigencias y requisitos técnicos de los proyectos.

Otro tema en cuestión fue la falta de estandarización de las revisiones y observaciones, la insuficiencia de los montos de subsidios, los tiempos de tramitación de los proyectos sanitarios, los problemas de tenencia de terreno especialmente en el área rural, dificultad con el cumplimiento de los requisitos, entre otras materias y falencias.

En el contexto país y región, se revela un déficit de entornos, una política habitacional social dependiente de la empresa privada, déficit cualitativo en conjunto habitacionales de más de 20 años, escaso desarrollo de vivienda social respecto a proyectos privados, alto valor de arriendos y potencial aumento de campamentos por familias migrantes y en situación de calle. Así también, que la pandemia obligó a ocupar los ahorros de las personas, la pérdida de empleo y otros factores que impiden postular.

En esta alianza para buscar soluciones que aquejan a los comités que llevan esperando años por su vivienda, se sumó el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Abel Espinoza, quien dijo que “estamos muy esperanzados en construir algo muy interesante en la región, estamos convencidos de que podemos generar una política pública regional y por eso agradecemos esta coordinación, este trabajo intersectorial, porque yo creo que estamos todos de acuerdo que el acceso a la vivienda tiene que ser un derecho humano”.

En su exposición, el Seremi Espinoza, informó que ya se están reuniendo con los municipios de La Serena y Coquimbo, donde sólo falta firmar convenio, se sumarán Los Vilos y Monte Patria. Eso para desarrollar estrategias comunales de vivienda donde el Minvu pone a disposición todos sus programas y recursos. Y así destacar las necesidades específicas de cada comuna.

La representante del Consejo Regional, Lidia Zapata, quien junto al consejero Cristian Carriel, participaron de esta Mesa de Vivienda, destacó que el trabajo que está haciendo la gobernadora con su equipo, claramente va a poder visualizar definitivamente como estamos en esta materia y de cómo podemos avanzar.

“Se pudo ver algunos avances que ha llevado adelante la Gobernadora Regional a través de la división de planificación, donde claramente se ha visto el acercamiento que está haciendo hacia los municipios y del trabajo que están realizando. como también la solicitud de información de cada una de las comunas para tener una visión respecto a cómo se está trabajando en el plano de la vivienda. Es un tema transversal, que está afectando a todas las comunas, a todos los territorios, a los comités que vienen trabajando desde hace muchos años y también con las familias que aspiran a una vivienda en forma individual. El tema de poder acoger esas inquietudes, sintetizarla y hacer algunas propuestas específicas, a quien tiene que resolver el tema de vivienda, ese servicio, ese ministerio”, afirmó la consejera de Limarí.

En la Región de Coquimbo este déficit se traduce en 16.421 viviendas nuevas y 51.220 viviendas que requieren mejoramiento, además de haber 1.921 familias habitando en 32 campamentos a lo largo del territorio.

Sobre los campamentos, según el catastro 2020 – 2021 realizado por Techo y Fundación Vivienda, la región cuenta con 32 campamentos en todo el territorio, en los que hoy viven 1921 familias. Se contabilizan 1009 niños y niñas menores de 14 años, además de que el 91% de estas familias no tiene acceso al agua. Una situación habitacional que aumentó en un 28% respecto de 2019, con un 84% más de familias en esta condición.