Minera Los Pelambres destina $300 millones para mejorar y rehabilitar tranques comunitarios en el Choapa

El apoyo se enmarca en el programa Confluye, iniciativa de Fundación Minera Los Pelambres cuyo objetivo es contribuir a mejorar la disponibilidad y eficiencia en el uso del agua para la producción agrícola, contribuyendo así a mejorar la calidad de vida del territorio y la sustentabilidad de sus recursos.

Compartir

En abandono, con falta de mantenimiento o problemas para su operación se encuentran al menos 5 tranques agrícolas comunitarios en las comunas de Salamanca e Illapel, situación que fue levantada por los regantes a través del Subcomité Hídrico del Valle Alto para conseguir el apoyo de Minera Los Pelambres en su rehabilitación.

La mayoría de estos tranques, también llamados ex CORA, fueron construidos por la ex empresa estatal chilena encargada de efectuar las acciones de subdivisión de tierras en el proceso de la reforma agraria y, desde entonces, han carecido de un correcto mantenimiento al punto de quedar inutilizados.

“Hemos venido canalizando las necesidades que mantiene la comunidad en temas de agua a través de los subcomités hídricos, y una de ellas ha sido la urgencia de reparar estos tranques que cumplen un rol importante para gestionar de mejor manera el agua para riego. Por lo tanto, una vez más, hemos comprometido nuestro apoyo para mejorar estos tranques tan importantes para los agricultores”, aseguró Rodrigo Lotina, subgerente de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres.

Así se inició a principios de año un trabajo conjunto a través del Programa Confluye con el principal objetivo de identificar y priorizar los tranques de mayor impacto para una primera etapa de rehabilitación con una inversión de $300 millones de pesos. Ya con el análisis técnico respectivo, se iniciaron las obras de limpieza, revestimiento y termofusión en los tranques de Batuco y Tranquilla en Salamanca, dos de los tranques priorizados para recibir trabajos de remoción de escombros, limpieza, revestimiento, termofusión y/o nuevas obras de ingeniería en los canales de ingreso.

En el caso de Batuco, Carlos Díaz, presidente del canal del mismo nombre de la localidad, explicó que “el tranque es para poder regar de día, porque somos varios a los que nos complica regar de noche, sobre todo a los adultos mayores o a mujeres que les toca levantarse a las tres de la mañana para poder regar, por eso para nosotros es importante tener este tranque en condiciones de poder utilizarse”, aseguró el dirigente sobre el tranque de 5.000 m3 que hasta ahora no se podía utilizar en su máxima capacidad.

Además, el dirigente se refirió a la importancia que tendrá la intervención en el tranque de 5.000 m3 para mejorar la calidad de vida de los regantes. “

En Tranquilla se realizó uno de los trabajos más importantes, considerando su capacidad de 21.200 m3. “Con la acumulación que vamos a poder generar en este tranque reparado y en buenas condiciones vamos a poder acortar los días de riego y ya eso es super bueno. Esto nos viene a solucionar un problema que veníamos trayendo hace bastante tiempo donde no podíamos darle un uso más eficiente al agua que tenía el tranque”, comentó Malaquías Araya, regante y dirigente del sector.

Próximamente se dará inicio al mejoramiento en el tranque Los Molles del canal Buzeta de Illapel, el que luego del mejoramiento podría potencialmente acercar su capacidad de acumulación a los 18.000 m3. A él se sumará el de Llimpo y Jorquera, aunque estos últimos aún se mantienen a la espera de subsanar temas legales para su intervención. 

Apoyo integral de Fundación Minera Los Pelambres.

El trabajo público-privado y en conjunto con las comunidades no se remite únicamente al mejoramiento de tranques. En Fundación Minera Los Pelambres impulsan distintos programas para apoyar tanto a agricultores como a la comunidad en general a mitigar los efectos de la sequía y mejorar el acceso al agua potable. 

“Como fundación mantenemos dos programas en relación al recurso hídrico. Primero está Aproxima, que consiste en apoyo principalmente para consumo humano y segundo, el Programa Confluye, o Confluye Emergencia en el último tiempo, que nos permite cubrir este tipo de necesidades que es contribuir a mejorar la infraestructura hídrica y también apoyar con la transferencia tecnológica y conocimiento en un trabajo con las juntas de vigilancias del río Illapel, Chalinga y Choapa”, explicó Carlos Núñez, coordinador del área Gestión de Recursos Hídricos de Fundación MLP.

Ambos programas también forman parte del Somos Choapa, iniciativa de las municipalidades de Salamanca, Illapel, Canela y Los Vilos, en conjunto con Minera Los Pelambres, para aportar al desarrollo sustentable del territorio y al bienestar de sus habitantes.